Funnel de conversión

Sabemos que lo de “funnel de conversión” puede sonarte a chino, así que empecemos poniéndolo fácil: ¿qué es un funnel o embudo de conversión?

¿Qué es un funnel de conversión?

Se trata del proceso mediante el cual conseguimos llegar a nuestro público objetivo, atraerlo e intentar que acabe convirtiéndose en un cliente final.

¿Qué queremos conseguir con esto?

El objetivo principal de un funnel de conversión es conseguir leads, es decir, contactos de clientes potenciales, para que estos leads terminen convirtiéndose en clientes reales después de haber pasado por diferentes fases estratégicas. Lo que en marketing se conoce como “etapas del embudo de conversión”.

Los objetivos pueden ser muy diferentes: que el usuario se suscriba, que compre, que se registre, que pida una cita… No importa cuál sea el objetivo final, el principal objetivo siempre será conseguir el lead del usuario.

¿Cómo conseguimos un lead?

Para conseguir leads interesantes, en O2mad seguimos una estrategia que tiende a ser similar para todos nuestros clientes. Eso sí, teniendo en cuenta las necesidades y características de cada uno de ellos.

En primer lugar, debemos conseguir llegar al público objetivo y llamar su atención. Normalmente, suelen utilizarse campañas en redes sociales con una estrategia de segmentación muy exhaustiva, campañas en Google Ads con keywords específicas del sector, pop-ups, etc.

Una vez hemos llamado la atención del usuario, queremos que nos deje su contacto, es decir, conseguir ese lead que tanto deseamos. Para ello usamos lo que nosotros llamamos “un gancho”. Una oferta, una ventaja adicional en un servicio, un cupón descuento, etc.

¿Cómo convertimos un lead en un cliente final?

Ahora que ya tenemos el lead, podemos empezar con la estrategia a seguir para cada empresa.

Por ejemplo, si lo que se le ha dado al usuario es un cupón descuento, lo que intentaremos será que acabe utilizándolo y realizando una compra en nuestra web. De esta manera, el lead inicial se habrá convertido en un cliente final. ¡Objetivo conseguido!

Sin duda, esto no se acaba aquí… ¡acabamos de empezar! Una vez tenemos el lead, hay que trabajar para no perderlo y que se convierta en un cliente recurrente.

¿Cómo lo conseguimos? En O2mad siempre tenemos un as en la manga para ello 😉

Nuestros Clientes