Cargando...

Blog Marketing Online Mallorca

Cala d’Egos, belleza salvaje en la Tramuntana

Uno de los lugares más bellos de la Sierra de Tramuntana, en Mallorca, al menos de su franja costera, es Cala d’Egos, que se encuentra a 10 kilómetros de Andratx, y está situada entre las puntas de Sa Dent y Na Moragues, a la sombra del Penyal Vermell, de 300 metros de altitud, y del Coll des Vent. La pequeña y remota playa, que no es de fácil acceso, merece mucho más una visita que otras más conocidas y, por supuesto, masificadas.
Es la única zona de este tramo de litoral que presenta condiciones aptas para el baño, el buceo y el fondeo de embarcaciones charter, lo cual, es claramente una baza a favor para que realices una visita, y hasta te decidas a practicar un poco el snorkel para descubrir los impactantes fondos que tiene, y la gran belleza de su fauna y flora marina. Esto le dará a la excursión una dimensión completamente nueva, y muy agradecida, por lo inesperado.
Cabe señalar que este entrante de mar en forma de uve finaliza en una cala bella, virgen, solitaria y que destaca por tener un gran barranco como telón de fondo, donde desemboca un torrente. Tiene unos cantiles de baja altura como márgenes y un talud de cantos rodados. En conjunto, el paisaje es seco y escarpado, predominando el monte bajo y los pinos. Todo muy típico del Mediterráneo.
El acceso por mar es el aconsejable para llegar a Cala d’Egos, por lo tanto, no te encontrarás turistas que hayan llegado por carretera, porque es menos habitual. De hecho, para bajar por tierra es necesario aparcar a cuatro kilómetros del lugar y bajar un desnivel de 300 metros, pero la agradable cala que aparece al final hace que el esfuerzo haya merecido la pena. Sólo queda recomendar a quien se anime a que suba de vuelta a la caída del sol, será más llevadero.